Canal RSS

hora de juntar calorías – galletas con todo

Publicado en

¿Qué es mejor que una galleta normal?

Una galleta con chips de chocolate.

¿Y qué es mejor que una galleta con chips de chocolate?

¡Nada!

 

galleta-adentroBueno, sí. Hay algo.

GALLETAS CON TODO

Básicamente me volví loco (lo que no me es muy difícil si hay galletas involucradas) y a mi receta de bolsillo de galletas con chips le hice algunos ajustes, digamos, maquillajes, digamos, transformación total que las llevó a ser una bomba de sabor. Y calorías. Pero bombas de sabor, piensen sólo en eso.

Primero, los chips de chocolate se transformaron en pedacitos de chocolate semi-amargo (con 60% de sólidos de cacao).

trozos-chocolateAdemás, agregué coco rallado, semillas tostadas de sésamo y maní.

Y la verdad, EN LA VIDA REAL, estas galletas fueron mucho menos sobrecargadas que lo que eran en mi mente, en las que además agregaba nueces, m&m’s, pasas y pedacitos de toffee. Pero pensé, bueno, que alguien tiene que poner ALGO de control en esta vida mía, y si no soy yo será un infarto o la diabetes o un shock de azúcar.

Aún así, estas galletas son una maravilla, son absolutamente las mejores galletas del universo conocido.

bolitas-masaY se preparan en nada de tiempo. Y se hornean en nada de tiempo.

Sólo tienen un defecto: la espera. Peor aún: LAS esperas.

Sí, porque luego de cremar (o sea, batir hasta que esté cremoso) las dos materias grasas (alerta de calorías, alerta de panza) con los dos tipos de azúcar (alerta de calorías, alerta de niveles de azúcar en la sangre) y agregar el huevo, la harina y los polvos de hornear y los chips y el maní y el coco y el sésamo (uf), la masa DEBE reposar unos 30 minutos en el refrigerador.

También siento el pesar, amigos.

Luego, formas las galletas con una cuchara para helado (mi opción ultramega favorita para porcionar galletas, muffins y mil cosas – gogleen “ice cream scoop”, es esa con un mecanismo que hace que la bola de helado caiga fácilmente. Si no tienen una, POR FAVOR háganse de una mediana, es una gran inversión cocineril) y con unos 3 a 4 centímetros de separación en la lata del horno, sin engrasarla, pero MUY ojalá con un pedazo de papel para cocinar/papel mantequilla debajo.

Horneas de 7 a 8 minutos en temperatura media-alta o alta, unos 200°C y luego tienes que ESPERAR A QUE SE ENFRÍEN por una hora más o menos, ojalá más.

montón-galletasEsta trágica situación se debe a que estas galletas son del tipo “blanditas” y densas y húmedas, las que pueden encontrar como “chewy” en el supermercado. Entonces las horneamos por poco tiempo, y cuando las sacas del horno están apenas doradas por los bordes y MUY húmedas al medio, prácticamente crudas, pensaría un cualquiera.

Pero NO, luego de enfriarse un par de horas, PERFECCIÓN.

Y no hay para qué comerse TODA LA LATA del  horno. Aunque si llegan a hacerlo, ¡no se preocupen!, que ya empieza el frío y llega la hora de guardar calorías para el invierno.

Galletas con todo

Para 18 galletas grandes, aproximadamente

80 g de mantequilla sin sal o margarina, a temperatura ambiente

80 g de manteca vegetal, a temperatura ambiente

1/2 taza de azúcar blanca

1/2 taza de azúcar morena* (de la que es húmeda y pegajosa, no del tipo demerara, que se vende como azúcar rubia en el supermercado)

1 huevo, ligeramente batido

1 cucharadita de extracto de vainilla

1 taza y media de harina común

1 cucharadita de polvos de hornear

pizca de sal

80 g de un buen chocolate, picado en mini cubitos

1/4 de taza de coco rallado

1/4 de taza de semillas de sésamo tostado

1/4 de taza de maní tostado, sin sal, apenas picado.

1) Con una batidora (o como lo hago el 80% del tiempo, con una cuchara de palo), bate la mantequilla o margarina con la manteca vegetal hasta que se vea cremoso y liviano.

2) Agrega ambos azúcares y repite el procedimiento. Agrega la vainilla y bate hasta incorporar. Agrega el huevo y mezcla hasta que la mezcla se vea homogénea.

3) En un bowl aparte, mezcla la harina, la sal y los polvos de hornear. Agrega esta mezcla a la otra, en dos adiciones, mezclando apenas hasta incorporar.

4) Añade tu chocolate, el coco, el maní y el sésamo (aunque aquí puedes personalizar tus galletas como quieras: chocolate blanco, pasas, nueces, avena, lo que se te antoje o tengas a mano) y mezcla ligeramente hasta tener una buena mezcla.

5) Deja reposar la masa en el refrigerador, cubierta con un paño o film plástico. Corta un pedazo de papel para horneado (papel mantequilla o papel encerado) y forra la base de una lata de horno**.

6) Enciende el horno a t° media alta. En la lata, porciona las galletas con una cuchara para helado, haciendo bolitas con las manos (si puedes) o con dos cucharas, dejando 3 a 4 centímetros de separación.

7) Hornea las galletas por 7 u 8 minutos aproximadamente. Cuando salgan del horno se sentirán crudas y MUY blanditas, pero cuando se enfríen se afirmarán.

8) Disfruta con un vaso de leche, riéndote de el resto del mundo que no disfruta esta delicia contigo.

*Si vives en Chile, puedes encontrar azúcar morena de muy buena calidad en las tostadurías y negocios de especias y condimentos. En el resto de latinoamérica puedes encontrarlo como azúcar mascabado o azúcar de caña. Puedes enviarme un e-mail para saber más información!

** El uso del papel para horneado ayudará a que puedas sacar tu primera tanda de galletas de la lata para hornear las que te quedan. Así, las dejas enfriar en el papel y cuando puedas sacarlas, las mueves a una rejilla o un plato.

 

Anuncios

Acerca de Pancho Solís

foodie, music lover, afternoon tea advocate

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: